Buscar
  • sarvizu

Ácido Hialurónico: la biomolécula hidrante de la piel


A todos nos gusta contar con una piel suave, elástica e hidratada, sin embargo, rara vez nos preguntamos qué factores propician ese resultado tan deseado. Teniendo esto en cuenta, es recomendable conocer muy bien qué sustancias son las más favorables para nuestro organismo, cómo podemos mantener su producción dentro de nuestro sistema y de qué manera podemos incorporarlas de forma efectiva y segura a través medios externos. Pensando en esto, hemos preparado un artículo donde te contaremos todo lo que necesitas saber acerca del ácido hialurónico, la biomolécula encargada de hidratar la piel.

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es una biomolécula natural que se encuentra en diversos órganos del cuerpo humano, siendo la piel la principal benefactora de este. Esta molécula forma parte del grupo de los polisacáridos que, para no complicarnos tanto en términos técnicos, podemos decir que son aquellas encargadas de la de reserva de energía entre otras funciones estructurales.

¿Cómo se produce el ácido hialurónico en nuestro organismo?

Esta molécula, que es básicamente un azúcar, es producida en la membrana plasmática (que se encarga de demilitar las células del medio intra y extra celular) para cumplir la función de sostén o conector de los tejidos, de allí que tenga mayor presencia en la piel. No obstante, se puede encontrar en los ojos, cartílagos, cordón umbilical, pulmones, cuerpo cavernoso y esponjoso de los genitales, el líquido sinovial, etc.

¿De qué otra forma podemos incorporar esta molécula en nuestro organismo?

Aunque esta molécula se produce en nuestro cuerpo naturalmente, con el paso del tiempo su producción disminuye acarreando signos muy visibles y nada favorables para nosotros: arrugas, resequedad en la piel, dolor en las articulaciones, etc. Sin embargo, no hay por qué alarmarse, ya que es posible compensarla con otros productos. A continuación haremos una breve lista de productos que contienen la preciada molécula y que, seguramente, empezarás a ver con mejores ojos a partir de ahora:

Productos de origen animal: carnes de res, pavo y ternera. También se halla en pescados como el atún, arenque, caballa y salmón así como en el aceite de hígado de bacalao.

Vegetales: Espinacas, brócoli, coliflor, espárragos, coles, lechuga, las judías, patatas y batatas, calabazas, el plátano, la piña, las peras, la papaya, el limón, los cacahuates, los frijoles y el arroz son algunos de los vegetales, frutas y cereales que activan la producción de ácido hialurónico en nuestro organismo. Adicionalmente, hierbas como el cilantro y el perejil nos aportan directamente ciertas cantidades de ácido hialurónico.

Cosméticos: Al funcionar como una captadora y almacenadora de agua, esta molécula es perfecta para hidratar la piel y mantenerla sana y tersa, razón por la que es considerada el santo grial en la industria cosmética. Debido a sus increíbles propiedades y alta efectividad en el tratamiento de problemas en la piel lo podemos considerar, básicamente, un sello de calidad en los productos para el cuidado de la dermis.

Productos como el Efecto Botox de QVENE son particularmente ideales en lo que a serum anti-age se refiere gracias a que son elaborados con ácido hialurónico 100% natural al 10% de concentración, lo que se resume en hidratación y reafirmación facial rápida, efectiva y confiable.

El ácido hialurónico es vital en nuestras vidas y, es por esta razón, que esperamos encuentres de gran utilidad este post informativo y recuerda: incorpora estos alimentos en tu dieta y no olvides mantener tu rutina de cuidado y embellecimiento facial para contar con un rostro terso y saludable.

31 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo